Dulces Tradicional Zarco

Nuestros dulces típicos orgullosamente mexicanos son una de las expresiones del arte popular más ricas que podemos degustar. El arte de la "dulcería" es una antigua tradición mexicana con raíces prehispánicas a las cuales se le suman las coloniales.

Dentro de la diversidad de nuestros dulces típicos podemos hallar una muestra más de la imaginación y de la creatividad de nuestra gente en todas las regiones del país, ya que están hechos a base de los más variados elementos como frutas, nueces, semillas, cactáceas, etcétera, lo que nos habla de cómo se aprovecha todo lo que nos ofrece cada región de nuestra maravillosa naturaleza.


El Alfeñique

La palabra alfeñique es de origen árabe y se usaba para llamar a la pasta de azúcar cocida y estirada en barras muy delgadas y retorcidas. Llamamos alfeñique a las figuras de azúcar harinosa o azúcar glas que se hacen especialmente para día de muertos.

Los aztecas hacian figuras para sus ofrendas de amaranto y otras pastas comestibles, se dice que estos son los primeros alfeñiques que conocieron los habitantes de nuestro continente.

Luego las monjas de los conventos relacionaban al alfeñique como figura tradicional de los meses de noviembre y diciembre en las celebraciones del día de muertos, así como en las posadas y la cena de navidad.

Comúnmente sus formas son: Calavera, ataúdes con su calavera dentro, angelitos, animalitos y frutas.

Los dulces del Día de Muertos les fascinan a los niños, al desmontar el altar se dan un gran festín. Son por otro lado una muestra de la cultura y tradición de muchos años en México, conservémosla y no la cambiemos por la de otros países pues nos identifican y hacen únicos.

Información y Pedidos